Product SiteDocumentation Site

Capítulo 5. Sistema de paquetes: herramientas y principios fundamentales

5.1. Estructura de un paquete binario
5.2. Metainformación de un paquete
5.2.1. Descripción: el archivo control
5.2.2. Scripts de configuración
5.2.3. Sumas de verificación («checksum»), lista de archivos de configuración
5.3. Estructura de un paquete fuente
5.3.1. Formato
5.3.2. Utilización dentro de Debian
5.4. Manipulación de paquetes con dpkg
5.4.1. Instalación de paquetes
5.4.2. Eliminación de un paquete
5.4.3. Consulta de la base de datos de dpkg e inspección de archivos .deb
5.4.4. Archivo de registro de dpkg
5.4.5. Compatibilidad multiarquitectura
5.5. Coexistencia con otros sistemas paquetes
Como un administrador de un sistema Debian generalmente manejará paquetes .deb ya que contienen unidades funcionales consistentes (aplicaciones, documentación, etc.) facilitando su instalación y mantenimiento. Por lo tanto, es buena idea saber qué son y cómo utilizarlos.
Este capítulo describe la estructura y los contenidos de paquetes «binarios» y «fuente». Los primeros son archivos .deb para utilizar directamente con dpkg mientras que los últimos contienen el código fuente así como las instrucciones para crear los paquetes binarios.

5.1. Estructura de un paquete binario

El formato del paquete Debian fue diseñado para que su contenido pueda ser extraído en cualquier sistema Unix que tenga los programas clásicos ar, tar y gzip (a veces xz o bzip2). Esta propiedad aparentemente trivial es importante para portabilidad y recuperación en caso de desastres.
Imagine por ejemplo que eliminó por error el programa dpkg y que, por lo tanto, ya no puede instalar paquetes Debian. Siendo dpkg un paquete en sí mismo pareciera como que su sistema estuviese condenado... afortunadamente conoce el formato de un paquete y puede descargar el archivo .deb para el paquete dpkg e instalarlo manualmente (revise el recuadro HERRAMIENTAS dpkg, APT y ar). Si por cualquier motivo o problema uno o más de los programas ar, tar o gzip/xz/bzip2 desaparecieron sólo necesitará copiar el programa faltante de otro sistema (ya que cada uno de ellos funciona de forma completamente autónoma una simple copia bastará). Si su sistema sufre algun evento de peor fortuna e incluso esto no funciona (¿quizás a su sistema le falten bibliotecas a más bajo nivel?), debería intentar la versión estática del programa busybox (incluido en el paquete busybox-static), el cual es inclusive más autocontenido y proporciona órdenes como busybox ar, busybox tar y busybox gunzip.
Estos son los contenidos de un archivo .deb:
$ ar t dpkg_1.17.23_amd64.deb
debian-binary
control.tar.gz
data.tar.gz
$ ar x dpkg_1.17.23_amd64.deb
$ ls
control.tar.gz  data.tar.gz  debian-binary  dpkg_1.17.23_amd64.deb
$ tar tzf data.tar.gz | head -n 15
./
./var/
./var/lib/
./var/lib/dpkg/
./var/lib/dpkg/parts/
./var/lib/dpkg/info/
./var/lib/dpkg/alternatives/
./var/lib/dpkg/updates/
./etc/
./etc/logrotate.d/
./etc/logrotate.d/dpkg
./etc/dpkg/
./etc/dpkg/dpkg.cfg.d/
./etc/dpkg/dpkg.cfg
./etc/alternatives/
$ tar tzf control.tar.gz
./
./conffiles
./postinst
./md5sums
./prerm
./preinst
./control
./postrm
$ cat debian-binary
2.0
Como puede ver, el compendio ar de un paquete Debian contiene tres archivos:
  • debian-binary. Es un archivo de texto que indica simplemente la versión del archivo .deb utilizado (en 2015: versión 2.0).
  • control.tar.gz. Este compendio contiene toda la metainformación disponible, como el nombre y la versión del paquete. Alguna de esta metainformación le permite a las herramientas de gestión de paquetes determinar si es posible instalar o desinstalarlo, por ejemplo según la lista de paquetes que ya se encuentran en el equipo.
  • data.tar.gz. Este compendio contiene todos los archivos a extraerse del paquete; aquí es donde están almacenados los archivos ejecutables, la documentación etc. Algunos paquetes pueden utilizar otros formatos de compresión, en los que el archivo tendrá otro nombre (data.tar.bz2 para bzip2m data.tar.xz para XZ).