¿Qué significa libre? o ¿Qué quieren decir con Software Libre?

Nota: En febrero de 1998 un grupo se propuso reemplazar el término "Software Libre" (N. del T.: "Free Software") por "Software Abierto" (N. del T.: "Open Software"). Ambos se refieren esencialmente a lo mismo.

Muchas personas nuevas en el software libre se hallan confundidas debido a que la palabra "libre" en el término "software libre" no es usado en la manera que ellos esperan. Para ellos libre significa "sin coste ninguno". Un diccionario inglés lista al menos veinte significados diferentes para "libre". Sólo uno de ellos es "sin coste alguno". El resto se refiere a la libertad y a la falta de restricciones. Cuando hablamos de Software Libre, nos referimos a la libertad, no al precio.

El software que es libre sólo en el sentido de que usted no necesita pagar para usarlo es difícilmente libre del todo. Puede estar prohibido que lo pase a otros, y es casi seguro que se le impida mejorarlo. El software licenciado sin coste es comúnmente un arma en una campaña de mercado para promover un producto relacionado o para conducir a la quiebra a una compañía más pequeña. No hay garantía de que seguirá siendo libre.

El verdadero software libre siempre será libre. El software que es colocado en el dominio público puede ser atrapado y puesto en programas no libres. Cualquier mejora hecha después se pierde para la sociedad. Para mantenerse libre, el software debe presentar derechos de autor y estar licenciado.

Para el no entendido, una pieza de software o es libre o no lo es. En la vida real es mucho más complicado que esto. Para entender qué tipo de cosas la gente implica cuando llama libre a su software, debemos entrar un poco en el mundo de las licencias de software.

Los derechos de copia son métodos para proteger los derechos del creador de ciertos tipos de trabajos. En la mayoría de los países, el software que usted escribe se registra automáticamente a su nombre. Una licencia es la forma en que los autores permiten el uso de su creación (software, en este caso), por otras personas, de la manera en que ellos crean aceptable. Es responsabilidad del autor incluir una licencia que declare de qué manera se puede usar el software. Para una discusión más apropiada de los derechos de copia, vea http://www.copyright.gov/.

Por supuesto, diferentes circunstancias exigen diferentes licencias. Las compañías de software buscan proteger sus inversiones de forma que sólo distribuyen software compilado (que no puede ser leído por las personas) y ponen muchas restricciones en el uso del software. Los autores de software libre, por otro lado, están generalmente buscando alguna combinación de lo siguiente:

Mucha gente escribe sus propias licencias. Esto no se recomienda dado que escribir una licencia que hace lo que uno quiera que haga implica temas muy sutiles. Muy a menudo las palabras usadas son ambiguas o se crean condiciones que pueden entrar en conflicto entre si. Escribir una licencia que se sostuviera ante un tribunal es aún más difícil. Afortunadamente, hay algunas licencias ya escritas que posiblemente hagan lo que usted quiera.

Tres de las licencias más usadas son:

Algunas de las características que estas licencias tienen en común.

Este último punto, que permite que el software sea vendido por dinero parece que va en contra de toda la idea del software libre. Realmente es uno de sus fuertes. Dado que la licencia permite la redistribución libre, cualquier persona que consiga una copia puede distribuirla por sí misma. Pueden incluso intentar venderla. En la práctica, no cuesta casi dinero hacer copias electrónicas del software. La oferta y la demanda mantendrán el coste bajo. Si es conveniente para una pieza grande de software o un software agregado su distribución en algún medio, como un CD, el vendedor es libre para cobrar lo que quiera. Sin embargo, si el margen de beneficios es demasiado alto, entrarán nuevos vendedores en el mercado y la competencia hará que los precios disminuyan. Como resultado usted puede comprar una distribución de Debian en varios CD's por unos pocos $USA.

Mientras que el software libre no está completamente libre de restricciones (sólo ponerlo en el dominio público lo consigue) da al usuario la flexibilidad para hacer lo que necesita para conseguir hacer su trabajo. Al mismo tiempo, protege los derechos del autor. Esto sí es libertad.

El proyecto Debian apoya fuertemente el software libre. Dado que se utilizan muchas licencias diversas en el software, un conjunto de guías, las Directrices del Software Libre de Debian (DFSG) se desarrollaron con la intención de obtener una definición razonable de qué constituye el software libre. Sólo el software que está de acuerdo con las DFSG se encuentra permitido en el cuerpo principal de la distribución de Debian.