3.5. Preparticionado para sistemas multiarranque

Particionar el disco duro se refiere simplemente al acto de dividir el disco en secciones. De esta forma cada sección es independiente de las otras. Es como colocar paredes dentro de una casa, si añade muebles a una habitación no afecta a las otras.

Si ya tiene un sistema operativo en su ordenador (Tru64 (Digital UNIX), OpenVMS, Windows NT, FreeBSD, …) y desea colocar Linux en el mismo disco, necesitará reparticionar el disco. Debian requiere sus propias particiones de disco duro. no puede instalarse en particiones de Windows o MacOS. Podría tener la posibilidad de compartir algunas particiones con otros sistemas Linux, pero este tema no se cubre en este manual. Al menos necesitará una partición dedicada para el sistema de ficheros raíz de Debian.

Puede encontrar información del estado actual de sus particiones usando una herramienta de particionado para su sistema operativo actual . Las herramientas de particionado siempre disponen de una opción en la que se pueden mostrar las particiones existentes sin realizar cambios.

En general, cambiar una partición con un sistema de ficheros existente destruirá cualquier información que contenga. Por lo tanto, siempre deberá efectuar copias de seguridad antes de hacer un reparticionado. Usando la analogía de la casa, probablemente querría mover todos los muebles antes de mover una pared, en caso contrario se arriesga a destruirlos.

Si su ordenador tiene más de un disco duro, podría usar uno de ellos para dedicarlo completamente a Debian. De ser así, no necesita particionar este disco antes de iniciar el sistema de instalación; el instalador incluye un programa de particionado que puede hacer el trabajo adecuadamente.

Si su máquina solamente tiene un disco duro y desea reemplazar totalmente el sistema operativo actual con Debian GNU/Linux, también puede esperar a particionar como parte del proceso de instalación (Sección 6.3.2.1, “Particionando sus discos”), después de que inicie el sistema de instalación. Sin embargo solamente funciona si planea arrancar el sistema de instalación desde cinta, CD-ROM o ficheros en una máquina conectada. Considere lo siguiente: si arranca desde ficheros ubicados en el disco duro y luego particiona el mismo disco duro donde está el sistema de instalación, eliminando por tanto los ficheros de arranque, más le vale que la instalación sea exitosa la primera vez. Al menos en este caso, debería tener alguna alternativa para revivir su máquina, como cintas o CDs del sistema de instalación original.

Si su máquina ya tiene particiones múltiples y suficiente espacio en el disco duro que pueda añadirse al eliminar y reemplazar una o más de éstas, entonces también puede esperar y usar el programa de particionado del instalador. Todavía deberá leer el material siguiente, puesto que podría haber circunstancias especiales, tales como el orden de las particiones existentes en el mapa de particiones, que inevitablemente le fuercen a particionar antes de instalar.

En cualquier otros caso, necesitará particionar su disco duro antes de iniciar el proceso de instalación para crear espacio particionable para Debian. Si algunas de las particiones pertenecerán a otros sistemas operativos, deberá crearlas usando los programas nativos de particionado de esos sistemas operativos. No le recomendamos que intente crear particiones para Debian GNU/Linux con las herramientas de otros sistemas operativos. En su lugar, simplemente deberá crear las particiones nativas del sistema operativo que desee quedarse.

Si va a instalar más de un sistema operativo en la misma máquina, deberá instalar todos los sistemas operativos antes de proceder con la instalación de Linux. Las instalaciones de Windows y otros sistemas operativos pueden destruir su capacidad de iniciar Linux o animarle a formatear de nuevo particiones que no sean nativas.

Puede recuperarse de estas acciones o evitarlas, pero evitará estos problemas si instala primero el sistema nativo.

Si actualmente tiene un disco duro con una partición (una configuración común para ordenadores de escritorio) y desea un sistema multiarranque con el sistema operativo nativo y Debian, necesitará:

  1. Efectuar copias de seguridad de todo lo existente en el ordenador.

  2. Arrancar desde el medio de instalación del sistema operativo nativo como CD-ROM o cintas.

  3. Usar las herramientas nativas de particionado para crear particiones de sistema nativas. Deje una partición o espacio libre para Debian GNU/Linux.

  4. Instalar el sistema operativo nativo en su nueva partición.

  5. Arrancar nuevamente en el sistema operativo nativo para verificar que todo esté bien, y descargar los ficheros de arranque del instalador de Debian.

  6. Arrancar el instalador de Debian para continuar la instalación de Debian.

3.5.1. Particionado en Tru64 UNIX

Tru64 UNIX, anteriormente conocido como Digital UNIX, que a su vez fue conocido en su como OSF/1, usa el esquema de particionado similar al las etiquetas de disco («disk label», N. del T.) de BSD. Este sistema permite hasta ocho particiones por unidad de disco. Las particiones se numeran desde «1» hasta «8» en Linux y se nombran desde la «a» hasta la «h» en UNIX. A partir de la versión 2.2 del núcleo de Linux siempre se asocia el número «1» a la letra «a», el «2» a la «b» y así sucesivamente. Por ejemplo, la unidad llamada en UNIX Tru64 rz0e es muy probable que se llame sda5 en Linux.

Las particiones en una etiqueta de disco de Tru64 se pueden solapar. Es más, si el disco se va utilizar en Tru64, es necesario una partición «c» que albergue el disco entero (solapándose con las demás particiones no vacías). Para Linux esto hace que sda3 sea idéntico a sda (si existe, sdb3 será igual a sdb, y así sucesivamente). La herramienta de particionado «partman» que utiliza debian-installer, sin embargo, no puede gestionar actualmente particiones solapadas. Consecuentemente, no es recomendable compartir discos entre Tru64 y Debian. Sí se pueden montar particiones disponibles en discos Tru64 en Debian una vez se haya finalizado con la instalación.

Otro requisito habitual es que la partición «a» debe empezar en el principio del disco, de modo que siempre incluya el bloque de arranque con la etiqueta del disco. Si pretende arrancar Debian desde este disco, necesita definirlo con un tamaño de por lo menos 2 MB para que pueda caber «aboot» y tal vez un núcleo. Tenga en cuenta que esta partición sólo es necesaria por razones de compatibilidad, no debe crear ningún sistema de ficheros en ésta o perderá datos.

Es posible, y de hecho razonable, compartir una partición de intercambio entre UNIX y Linux. En este caso deberá ejecutar mkswap en esta partición cada vez que se reinicie el sistema de UNIX a Linux, puesto que UNIX dañará la firma de la partición de intercambio. Seguramente querrá ejecutar el programa mkswap en los guiones de arranque de Linux antes de añadir espacio de intercambio con swapon -a.

Tenga en cuenta, si desea montar particiones UNIX bajo Linux, que Digital UNIX puede usar dos tipos de sistemas de ficheros, UFS y AdvFS. Linux sólo entiende el sistema de ficheros UFS.

3.5.2. Particionado en Windows NT

Windows NT usa el estilo de tabla de particiones PC. Se recomienda que use las herramientas nativas de Windows NT si está manipulando particiones FAT o NTFS. También puede reparticionar su disco desde el menú de configuración de AlphaBIOS. Si no va a hacer esto, no es necesario particionar desde Windows, las herramientas de particionado de Linux generalmente harán un mejor trabajo. Tenga en cuenta que cuando ejecute NT, el Administrador de disco puede ofrecer escribir una “firma inocua” (“harmless signature”, n. del t.) en discos no Windows si tiene alguno. Nunca permita que lo haga, puesto que esta firma destruirá la información de la partición.

Si planea arrancar Linux desde una consola ARC/AlphaBIOS/ARCSBIOS, necesitará una (pequeña) partición FAT para MILO. Será suficiente con 5 MB para esta partición. Puede utilizar la partición de arranque de 6 MB de Windows NT para este propósito, si lo tiene instalado. No es posible instalar MILO con Debian etch. Sin embargo, si ya ha instalado MILO en su sistema, o puede instalarlo de alguna otra forma, podrá arrancar Debian desde ARC.