B.3. Crear un fichero de preconfiguración

El fichero de preconfiguración tiene el formato que utiliza la orden debconf-set-selections. El formato general para una línea del fichero de preconfiguración es:

<propietario> <nombre de la pregunta> <tipo de pregunta> <valor>

Existen algunas reglas a tener en cuenta cuando se escribe un fichero de preconfiguración.

La forma más sencilla para crear un fichero de configuración es utilizar como base el ejemplo enlazado en Sección B.4, “Contenidos del fichero de preconfiguración” y trabajar a partir de ahí.

Un método alternativo es realizar una instalación manual y, tras el rearranque, utilizar debconf-get-selections, disponible en el paquete debconf-utils, para volcar la base de datos de debconf y la base de datos cdebconf del instalador en un sólo fichero.

$ debconf-get-selections --installer > fichero
$ debconf-get-selections >> fichero

Sin embargo, un fichero generado de esta forma tendrá algunos elementos que no deberían preconfigurarse. Lo recomendable para la mayoría de los usuarios es empezar con el fichero de ejemplo.

Nota

Este método se basa en el hecho de que al final de la instalación la base de datos «cdebconf» del instalador se guarda en el sistema instalado en /var/log/installer/cdebconf. Dado que esta base de datos puede conetener información sensible sólo la puede leer, por omisión, el superusuario.

Si purga el paquete installation-report se eliminará el directorio /var/log/installer y todos los ficheros en él incluidos de su sistema.

Puede utilizar nano para comprobar los posibles valores de las preguntas, examinando los ficheros en /var/lib/cdebconf durante una instalación que está en progreso. Consulte templates.dat si quiere las plantillas en crudo o questions.dat si quiere consultar los valores actuales y asignados a las variables.

Para comprobar si el formato de su fichero de preconfiguración es válido antes de hacer una instalación puede utilizar la orden debconf-set-selections -c preseed.cfg.