6.1. Funcionamiento del instalador

El instalador de Debian está compuesto por un conjunto de componentes de propósito específico para realizar cada tarea de la instalación. Cada componente realiza una tarea, formulando al usuario las preguntas que sean necesarias para realizar su trabajo. Se asignan prioridades a cada una de las preguntas, fijando su prioridad al arrancar el instalador.

Cuando se realiza una instalación estándar, solamente se formulará las preguntas esenciales (prioridad alta). Esto tiene como consecuencia un proceso de instalación altamente automatizado y con poca interacción del usuario. Los componentes son ejecutados automáticamente en una secuencia predeterminada. Los componentes a ejecutar dependerán del método de instalación que use y de su hardware. El instalador usará los valores predeterminados para las preguntas que no son formuladas.

Cuando exista un problema, el usuario verá el error en pantalla, y es posible que se muestre el menú del instalador para que elija de éste alguna acción alternativa. El usuario no verá el menú del instalador si no se produce ningún problema, simplemente tendrá que responder las preguntas formuladas por cada componente en cada paso. Se fija prioridad crítica (“critical”) para cualquier notificación de un error serio, por lo que el usuario siempre será notificado de estos errores.

Algunos de los valores predeterminados que usa el instalador pueden ser modificados mediante el paso de argumentos de arranque en el inicio del debian-installer. Si, por ejemplo, desea forzar la configuración de red estática (se usa DHCP como opción predeterminada si este protocolo está disponible), puede utilizar el parámetro de arranque netcfg/disable_dhcp=true. Puede consultar todas las opciones disponibles en Sección 5.2.1, “Parámetros del instalador de Debian”.

Es posible que los usuarios avanzados estén más cómodos si utilizan la interfaz basada en menú, donde el control de cada paso lo tiene el usuario en lugar de que éstos se ejecuten de forma automática en una secuencia predeterminada por el instalador. Para usar el instalador en el modo manual, gestionado a través de un menú, añada el argumento de arranque priority=medium.

Deberá iniciar el instalador en modo “expert” si para hacer funcionar o detectar su hardware es necesario que indique opciones a los módulos del núcleo conforme se instalen. Esto puede realizarse ya sea usando la orden expert al iniciar el instalador o bien añadiendo el argumento de arranque priority=low. El modo experto le da control total del debian-installer.

Las pantallas del instalador están basadas en caracteres (distinto de la, cada vez más familiar, interfaz gráfica). No se puede utilizar el ratón en este entorno. A continuación se indican algunas teclas que puede usar para moverse en los diversos diálogos. El Tabulador o la tecla con la flecha derecha realizan desplazamientos “hacia adelante”, la combinación tecla Shift-Tabulador y la tecla con la flecha izquierda desplazan “hacia atrás” entre los botones y las opciones. Las teclas con la flecha arriba y abajo mueven entre los distintos elementos disponibles en una lista desplazable, y también desplazan a la lista en sí (cuando se llega al final de la pantalla, N. del t.). Además, en listas largas, usted puede escribir una letra para hacer que la lista se desplace directamente a la sección con elementos que se inicien con la letra que ha escrito y usar las teclas Re-Pág (Retroceso de página) y Av-Pág (Avance de página) para desplazarse entre la lista por secciones. La barra espaciadora marca un elemento, como en el caso de una casilla. Pulse Enter para activar las opciones elegidas.

S/390 no soporta consolas virtuales. Puede abrir una segunda y tercera sesión de ssh para poder ver los mensajes de registro descritos a continuación.

Los mensajes de error y de registro son redireccionados a la cuarta consola. Puede acceder a ésta pulsando Alt Izq-F4 (mantenga presionada la tecla Alt mientras presiona la tecla de función F4). Para volver al proceso de instalación principal pulse Alt Izq-F1.

También puede encontrar los mensajes de error en /var/log/syslog. Este registro se copia a /var/log/installer/syslog en su nuevo sistema una vez finalizada la instalación. Durante el proceso de instalación puede encontrar otros mensajes en /var/log/, y en /var/log/installer/ después de que el ordenador haya sido iniciado con el sistema instalado.