8.6. Recuperar un sistema roto

Algunas veces las cosas salen mal y el sistema que ha instalado con mucho cuidado no puede arrancar. Quizás se rompió la configuración del cargador de arranque mientras estaba probando un cambio o quizás el nuevo núcleo que instaló ya no puede arrancar o quizás unos rayos cósmicos golpearon su disco duro y cambiaron un bit de /sbin/init. Independientemente de la razón del fallo necesitará un sistema desde el cual poder trabajar para arreglarlo y el modo de rescate puede ser útil para esto.

Para acceder al modo de rescate tiene que introducir rescue en el cursor boot: o arrancar con el parámetro de arranque rescue/enable=true. Se le mostrarán algunas de las primeras pantallas del instalador, con una nota en el margen inferior de la pantalla que indica que está en el modo de rescate y no en una instalación completa. No se preocupe, ¡no se va a sobreescribir su sistema! El modo de rescate sólo se aprovecha de las funciones de detección automática de hardware que tiene el sistema de instalación para asegurarse de que tiene acceso a sus discos y a sus dispositivos de red mientras repara el sistema.

Se le mostrará la lista de particiones de su sistema en lugar de la herramienta de particionado y se le pedirá que seleccione una de éstas. Por regla general seleccionará la partición que contiene la raíz del sistema de ficheros que necesita reparar. Puede seleccionar también particiones en dispositivos RAID o LVM así como las creadas directamente en los discos.

El instalador le presentará, si puede, un intérprete de línea de órdenes en el sistema de ficheros que ha seleccionado para que lleve a cabo las reparaciones que necesite. Por ejemplo, si necesita reinstalar el cargador de arranque GRUB en el sector de arranque del primer disco duro, puede ejecutar la orden grub-install '(hd0)' para hacerlo.

Si el instalador no puede ejecutar un intérprete de órdenes usable en el sistema de ficheros raíz que ha seleccionado quizás se deba a que el sistema de ficheros se ha corrompido. En este caso se le mostrará un aviso y se ofrecerá a darle un intérprete de órdenes en el entorno de instalación en lugar de en la raíz. Puede que no tenga tantas herramientas a su alcance en este entorno, pero deberían ser suficientes para reparar su sistema. El sistema de ficheros raíz que haya seleccionado estará montado en el directorio /target.

En cualquier caso, el sistema se reiniciará automáticamente cuando salga del intérprete de órdenes.

Una última nota: reparar un sistema roto puede ser difícil y este manual no intentará detallar todas las cosas que pueden ir mal y cómo arreglarlas. Si tiene algún problema, consulte con un experto.