3.2. ¡Haga copias de seguridad de su información actual!

Antes de empezar, asegúrese de efectuar una copia de seguridad de todos los ficheros que actualmente están en su sistema. Si esta es la primera vez que se instala un sistema operativo no nativo en su ordenador, es probable que necesite reparticionar su disco para hacer espacio para Debian GNU/kFreeBSD. Cada vez que particione un disco, debe tener en cuenta que corre el riesgo de todos los datos que hay en el disco, sin importar qué programa use para efectuar esta tarea. Los programas usados en la instalación son dignos de confianza y la mayoría llevan usándose durante años; aun así, cualquier movimiento en falso puede tener consecuencias. Tenga cuidado y medite cada una de sus respuestas y acciones incluso después de haber hecho una copia de seguridad. Pensar durante dos minutos una acción pueden ahorrarle horas de trabajo innecesario más adelante.

Incluso si está creando un sistema con arranque múltiple, asegúrese de tener disponible el medio de distribución de cualquier otro sistema operativo presente. Aunque habitualmente no sea necesario, hay casos en los que debe reinstalar el gestor de arranque del sistema operativo para arrancar el sistema, o en el peor de los casos reinstalar el sistema operativo completo y restablecer la copia de seguridad creada anteriormente.