3.1. Descripción del proceso de instalación

Antes de nada, una nota sobre reinstalaciones: con Debian es muy raro que se produzca una circunstancia que requiera la reinstalación completa de su sistema. El caso más común es un fallo mecánico en el disco duro de su sistema.

Muchos sistemas operativos habituales exigen que se realice una instalación completa cuando se producen fallos críticos o cuando es necesario actualizar a nuevas versiones del sistema operativo. Incluso aunque no sea necesaria una instalación completa, a menudo los programas se deben reinstalar para que funcionen correctamente en el nuevo sistema operativo.

En Debian GNU/Linux es más probable, si tiene un problema, que pueda reparar su sistema operativo en lugar de reemplazarlo. Las actualizaciones nunca requieren una reinstalación total, siempre podrá actualizar sobre el mismo sistema. Los programas casi siempre son compatibles con las versiones sucesivas del sistema operativo. Si una nueva versión del programa requiere software adicional, el sistema de paquetes de Debian se asegura que todo el software necesario sea automáticamente identificado e instalado. El hecho es que se ha dedicado mucho esfuerzo para evitar la necesidad de reinstalar un sistema, considérelo su última opción. El instalador no está diseñado para reinstalar sobre un sistema existente.

Esta es una pequeña guía de los pasos por los que pasará durante el proceso de instalación:

  1. Realice una copia de seguridad de los datos o documentación existentes en el disco duro donde planea realizar la instalación.

  2. Reúna información sobre su sistema, así como toda la documentación que necesite antes de iniciar la instalación.

  3. Cree un espacio particionable para Debian en su disco duro.

  4. Localice y/o descargue el programa del instalador así como los ficheros de cualquier controlador especializado que su máquina necesite.

  5. Configure un dispositivo de arranque como CD/DVD/dispositivo USB, o proporcione una infraestructura de arranque por red desde el que arrancar el instalador.

  6. Arranque el sistema de instalación.

  7. Elija el idioma para la instalación.

  8. Active la conexión de red, si está disponible.

  9. Cree y monte las particiones en las que instalará Debian.

  10. Espere a la descarga/instalación/configuración automática del sistema base.

  11. Instale un gestor de arranque que pueda iniciar Debian GNU/Linux y/o su sistema existente.

  12. Inicie por primera vez el sistema que acaba de instalar.

Tiene la opción de usar una versión experimental del sistema de instalación gráfico en PowerPC. Consulte Sección D.5, “El instalador gráfico” si desea más información sobre este instalador gráfico.

Si tiene problemas durante la instalación, es muy útil saber qué paquetes están involucrados en cada paso. A continuación le presentamos a los «actores principales» en el «drama» de la instalación:

Este manual trata sobre el programa de instalación debian-installer. Detecta el hardware y carga los controladores apropiados, usa dhcp-client para configurar la conexión de red, ejecuta debbootstrap para instalar los paquetes del sistema base y tasksel para que pueda seleccionar algunos programas adicionales. Muchos otros programas realizan pequeñas partes de este proceso, pero debian-installer termina su tarea en el momento en que inicia por primera vez su nuevo sistema.

Puede ajustar el sistema a sus necesidades con tasksel, que le permite escoger dentro de un conjunto de grupos de programas predeterminados, tales como los necesarios para disponer de un servidor Web o de un entorno de escritorio.

Una opción importante durante la instalación es si se realiza o no la instalación del entorno de escritorio gráfico, que está formado por el sistema X Window y alguno de los entornos de escritorio gráficos disponibles. Si elige no instalar la tarea Entorno de escritorio dispondrá únicamente de un sistema muy básico de interfaz de línea de órdenes. La instalación del entorno de escritorio es opcional porque ocupa una cantidad significativa de disco comparado con un sistema basado solo en texto, y porque muchos sistemas Debian GNU/Linux son servidores que realmente no necesitan una interfaz gráfica de usuario para hacer su trabajo.

Debe saber que el sistema X Window está completamente separado del debian-installer y de hecho es mucho más complicado. La instalación y solución de problemas del sistema X Window no se encuentra dentro del alcance de este manual.