Traducción de plantillas de Debconf

El programa gestor de configuración de Debian (debconf) usa unas plantillas para cada programa que incluyen los mensajes que aparecen durante la configuración del programa. De hecho, algunos de estos mensajes (en paquetes comunes, como por ejemplo discover) se verán en la instalación de Debian. En el servidor web de Debian se puede consultar la lista de plantillas debconf y la lista de plantillas de po-debconf que están disponibles para traducirlas al español.

Si bien una instalación base de Debian está casi-totalmente traducida ahora mismo, gran parte de los mensajes presentados por programas que un usuario normal va a instalar no están traducidos. Estas traducciones deben hacerse de forma permanente, no hay que olvidar que pasa un tiempo desde que se envía la traducción ya hecha hasta que se incorpora en el paquete, ése pasa por la rama «inestable» y luego a la rama «en pruebas».

La coordinación de estas traducciones se realiza utilizando un «robot» que está «escuchando» en la lista de traducción. Es importante enviar los mensajes en el formato esperado por el robot para que pueda utilizarse éste para consultar el estado de las traducciones. Debe tener en cuenta, antes de traducir, que el robot no tiene información de todas las plantillas traducidas ya que puede haber traductores que enviaran las plantillas antes de que existiera el robot o no siguieran el procedimiento aquí descrito. Por eso es importante seguir los pasos abajo indicados.

Si quiere encargarse de la traducción de alguna de las plantillas, debe seguir los siguientes pasos:

  1. Escoger un paquete a traducir. Debe asegurarse que no está ya traducido mirando las estadísticas. Se debe tener en cuenta que realizar una traducción supone mantenerla también actualizada.
  2. Mirar primer si hay una descripción o revisión traducida enviada como un informe de errata al paquete en cuestión. Si es así, pasar a otra. También conviene mirar si hay un parche en el sistema de seguimiento de erratas para cambiar de debconf a po-debconf (si lo hay es mejor utilizar este último formato). Como plantilla para las traducciones puede utilizar la incorporada en este mensaje.
  3. Avisar en la lista de que se va a traducir. Para ello se debe enviar un mensaje (correctamente formateado, según la nomenclatura del robot) a la lista.
  4. Realizar la traducción, siguiendo las normas de traducción. Debe familiarizarse con el uso de la herramienta gettext si no la conoce (más información en los recursos de traducción).
  5. Mandar a la lista la traducción realizada, solicitando su revisión (de nuevo, con un mensaje que pueda interpretar el robot)
  6. Pasado un tiempo prudencial (una semana por ejemplo) sin comentarios, enviar un mensaje indicando que si no se envían comentarios se da por cerrada (LCFC)
  7. Una vez terminada la revisión de la plantilla y realizados los cambios, e enviar un informe de error con severidad «wishlist» al paquete correspondiente para que incorpore la traducción. Se deben incluir las marcas («tags») l10n y patch.
  8. Una vez recibido el número de fallo, hay que enviarlo a la lista en el formato correspondiente (BTS)
  9. Una vez cerrado el informe de error (porque el responsable del paquete incorpora la traducción en este) se debe revisar cada cierto tiempo que la traducción no está desactualizada. Aunque muchos responsables de paquetes avisan a los traductores cuando se modifican las plantillas no todos lo hacen.

Para organizar los paquetes sin traducir (o pendientes de revisión) por prioridades puede ser recomendable basarse en los datos del concurso de popularidad de Debian.

El estado de traducción de los paquetes con plantillas de debconf que verán los usuarios durante la instalación se puede encontrar aquí.

En el caso de que existan plantillas de debconf desactualizadas cuyo responsable no parece haber trabajado en ellas. Para estas traducciones debe seguirse el siguiente procedimiento lo siguiente:

  1. Revisar si existe alguna entrada en el robot de un intento de traducción o revisión de esta plantilla.
  2. Revisar si existe en la base de datos de erratas una nueva actualización.
  3. Si no existe ninguna entrada en el robot, o es muy antigua, y si no existe una actualización en la base de datos de erratas:
    • mandar un correo al responsable de la traducción (campo Last-Translator) enviando copia a la lista de traductores y preguntándole si va a hacer o actualizar la traducción.
    • Pasada una semana sin respuesta, asumir que el responsable no puede actualizarla y tratarla como una nueva traducción.
  4. Si existe una actualización de la traducción en la base de datos de erratas, pasar a otra traducción.
  5. Si existe una entrada en el robot actualizada, ayudar a su revisión (si procediera) o a que ésta se envíe al BTS si ya ha sido revisada. Hay casos en los que los traductores envían las plantillas y se revisan en la lista pero no se hacen los últimos pasos de enviarlas al desarrollador.